Una Musa Invisible por Humbleay Smith

cuerpo mujer

Ensanchadas caderas, tierras peligrosas que entre-avisan chispas de,

una mujer mas ardiente que el fuego, diez mil veces me hipnotizan

Cadenciosamente te mueves en mis ojos, incesantemente fulminan

pecho cual cascada refrescan mis labios cuando en ellos caminan

 

Tiernas manos, en ese cuerpo que desorbita a mis instintos

me tienes preso, quiero entrar a tu cuerpo con todos los permisos

de tu noble corazón que aviva y mata mis deseos, le das más alientos

sentir mi piel encima de tu piel, caricias prohibidas, hambre de vida

 

Delirio sería caminar entre tus rodillas, con mis dedos dejar cenizas

tu cuerpo devoraría con dulzura y apagar la agonía de mi hombría

sed tengo de tu cuerpo, calma me daría un golpe certero y enfermo

dejar así mis ansias de ti, hambre que ya tengo de ti sólo por que sí

 

Escultural como un mármol, más bello retrato que cualquier ave volando

que tu sonrisa me mate, que mi boca calle el silencio de tu voz con cuidado

así sería y así emocionaría, estas manos, por esa boca tan bella e infinita

piel que deja vapor cuando caminas, dejas huellas de cenizas que fascinan

 

Humbleay Smith

 

 

Visita nuestra página Corredor Cultural NarvArte

 

 

Mándanos un mensaje:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s