“El lector en la máquina del tiempo” por Edgar Khonde

La_lectora_muchos_libros by Miguel SampedroEn la novela El mago, de César Aira, el personaje principal goza de la cualidad de velar[1] y desvelar objetos a voluntad; característica intrínseca a cualquier mago, con la diferencia de que el mago de Aira es verdadero, es decir, no usa trucos en su magia.

Con la habilidad del mago, podríamos imaginarnos que casi cualquier cosa sería posible. Por ejemplo, hacer aparecer un libro de poemas o una novela. ¿Y no es eso lo que hace un escritor? Aunque no de forma instantánea, un libro que aparece en un anaquel es un acto de magia. El lector asiste como un espectador a un evento de prestidigitación cada que cruza las puertas de una biblioteca. No creo que un lector que ojea una novela conciba el espacio invertido para la escritura del libro que tiene en sus manos. Para el lector «tomar[2]» un libro se traduce como un verbo de logro[3].

tiempoEl tiempo de la lectura es diferente al tiempo de la realidad, se accede a una ilusión. Como el transcurso del tiempo dentro de los sueños, también el tiempo dentro de la lectura funciona de un modo distinto; no solo en lo cronometrado del ejercicio de leer sino en lo que se lee.

El lector cuenta con tres tiempos distintos cuando toma un libro -el tiempo es tridimensional- (ya solo por ese hecho podríamos pensar en el escritor como un mago): El tiempo en el que él se encuentra en reposo descifrando signos; el tiempo en el que suceden las cosas de lo leído, y; el tiempo real.

 El lector en reposo está representado en Back to the Future a través de Marty McFly dentro del DeLorean; la máquina del tiempo, el instante de la lectura, es el canal y lo que une a los otros dos tiempos. Cada que el lector sale de la lectura ha sido trasladado al futuro.

 El tiempo real transcurre independiente del lector y la lectura. El lector se incrusta a ese tiempo cuando interactúa con el otro. Y cuando interactúa envejece. Si pudiera quedarse siempre en la lectura no pasaría el tiempo a través de él, como en La invención de Morel; en donde el lector decide grabarse para siempre en el tiempo de la lectura.

 El tiempo de la lectura se rige bajo reglas distintas de la física convencional, principalmente porque se puede viajar al pasado, pero también porque es posible presenciar el trascurso de miles de años en una oración o un párrafo, por ejemplo, la elipsis temporal de la película 2001: una odisea del espacio[4], la elipsis más larga de la historia con cuatro millones de años: el hueso lanzado que se convierte en una nave espacial.

 El lector acude a la literatura sin percatarse de que se introduce en el tiempo y el espacio: se convierte en un viajero y un cosmonauta. Más allá del escritor, -el mago-, el lector es el actor que hace posible la literatura (como el espectador hace posible la magia, que no existiría sin él).

 La convergencia de la tridimensionalidad del tiempo con la bidimensionalidad del acto de leer, lector-escritor, explica un poco la ingeniería de la lectura como acción. La acción es el acecho sobre la máquina del tiempo: la literatura.

En libros como Siete pecados capitales y Pieza única, ambos de Milorad Pavic, el lector, de hecho, es el personaje que activa las tramas. Pavic construye su discurso con la presencia de quien lee. El escritor espera pacientemente a que Marty McFly encienda de DeLorean para regresar desde el futuro.

Con la literatura, el escritor construye artilugios para que la gente pueda viajar, -o los aparece o los inventa-, la gente puede decirle a esas cosas novelas, cuentos, poemas, películas. Yo les voy a decir libros o máquinas del tiempo.

 Edgar Khonde

Twitter: @edgarkhonde


[1]  En su forma transitiva velar significa cubrir, ocultar.

[2]  Aquí el significado de tomar implica asir su contenido.

[3]  Verbos de logro como: nacer, romper.

[4]  La literatura tiene distintos soportes, un libro, el cine.

AQUÍ Puedes Conocer a las personas que periódicamente contribuyen en la construcción del Rincón del Arte y Cultura

Conoce nuestra página Corredor Cultural NarvArte

Mándanos un mensaje:

Anuncios

Escritores de México, Estados Unidos y Argentina unen sus letras en Navidad

Libro Luces y EsferasLa Navidad trae consigo siempre una ola de emotividad y gratos recuerdos, y fue eso lo que inspiró a más de una veintena de escritores de México, Estados Unidos y Argentina, quienes plasmaron su talento en el libro “Luces y Esferas” una antología navideña producida por la escritora juarense Liza Di Georgina.

“La idea de este libro fue convocar a diversos escritores a nivel internacional, algunos de ellos son parte de la Sociedad de Escritores de Ciudad Juárez, otros son escritores invitados de diferentes latitudes, pero todos unidos por el deseo de llevar un mensaje de paz y unión para esta Navidad”, comenta Di Georgina.

El libro ofrece textos variados matices literarios abarcando desde la poesía, prosa poética, cuento, canción, villancicos e incluso el género epistolar.

“Lo que más me gusta de este libro es que como editora pude abrirle las puertas a muchos escritores que publican por primera vez, y con mucha calidad, como es el caso de Roberto Alvidrez Rodríguez, Ana Cristina Flores Castañeda, Diana García, Rocío Juárez, Ana Luisa Mejía, María Alejandra Rabus y Erick Fabián Rodríguez Heras”, comenta Liza.

Luces y Esferas también cuenta con textos de escritores veteranos como la propia Liza Di Georgina, quien tiene ya más de una docena de libros publicados, varios premios internacionales y fue nombrada Escritora del Año 2013 por la Sociedad de Escritores de Ciudad Juárez, en donde reside.

Así como la presencia de la laureada escritora Adriana Lis Maggio, originaria de La Pampa, Argentina, quien también posee un sin número de galardones internacionales y decenas de libros publicados.

Además, el libro cuenta con la participación de dos de las escritoras más jóvenes de la ciudad: Clío Rojero y Paris Rojero, que con apenas 7 y 9 años de edad se encuentran ya en su segunda publicación formal con poesía y cuento respectivamente.

Luces y Esferas fue presentado por parte de Di Georgina a grandes personalidades del mundo del arte y la cultura, quienes ofrecieron su aprobación y excelentes comentarios sobre la obra, los cuales aparecen en la contraportada del mismo, como el afamado director de cine Hollywoodense Sergio Arau y la intelectual y exdirectora de Cultura de la localidad, Mónica Alicia Juárez Correa.

“Agradezco a todos los autores que depositaron su confianza en Di Georgina editorial para la publicación de sus textos, pues gracias a ellos se pudo conformar un estupendo libro que vale la pena leer y conservar como una obra tradicional para las temporadas navideñas”, asegura Di Georgina.

El libro puede ser adquirido solicitándolo a través del Facebook de la escritora Liza Di Georgina y puede ser enviado a cualquier parte del mundo. (www.facebook.com/LizaDiGeorgina) También al correo electrónico : juarez.hoila@gmail.com

El Corredor Cultural NarvArte tuvo el honor de presentar en el mes de agosto de 2013, el libro “17 Años Sin Maqillaje” de Liza Di Giorgino. Aquí puedes conocer el articulo que realizo “Letal” sobre el evento.

 

Conoce a las personas que periódicamente contribuyen a la construcción del Rincón del Arte y Cultura

“Liza Di Georgina… Viaje al final de la noche” por Letal

“He cometido un abuso demencial, el de luchar y rescatar mi libertad, sobreviviendo ante esta demencia social, la resignación está prohibida en este templo…”** esto puede definir en parte lo que nos ha representado Liza Di Georgina, escritora originaria de Ciudad Juárez, Chihuahua, quién ha alcanzado el reconocimiento a nivel nacional e internacional y que el pasado 31 de agosto presentó su libro “17 Años Sin Maquillaje”, mismo que representa los años en que salió a la luz su primera publicación “Cuando caen las hojas” y con el cuál inicio su carrera como escritora.

Liza es considerada una valiosa escritora en el norte del país y que gracias a su empeño y dedicación tiene su propia editorial donde tiene la oportunidad de apoyar a otros escritores de su ciudad.

A través de su literatura podemos percibir se apoya en los diferentes recursos de los que dispone, ya sea el compromiso social, el amor, el desamor, de lo vivido; todo ello captado en sus cuentos y poesía que nos dan muestra de sus capacidades creativas y el entorno en el que se mueve, en el que se piensa así misma y poner en su ejercicio aspectos que le interesan, y que no necesariamente tienen que ser autobiográficos, sino que se trata precisamente de esa apuesta a su creatividad.

Las letras, la vocación de contar historias con mensajes propios de sus realidades se convierten en un respiro positivo a sitios donde solo el eco de las palabras pueden llegar –al gusto y a la conciencia- de todos aquellos que leen su literatura.

Nos muestra con su palabras que a veces la vida no debemos tomarla demasiado enserio, entregarle todo, hay que reírse de la desgracia de nosotros mismos y vivir con nosotros mismos, siempre bajo la premisa de ser nosotros ante todo, feos, guapos, gordos, tristes, sordos, miedosos, sudorosos, alcohólicos, desesperados, poetas, literatos, pobres, ricos, escritores, hombres y mujeres despiertos y dormidos; en fin cientos de elementos que nos hacen lo que somos, humanos imperfectos. Todos movidos como electrones chocando entre nosotros en una vida llena de accidentes fortuitos y con desgracias, algunos llenos de rabia asfixiante, otras tantas, apáticas al interior una sociedad que considera las acciones correctas y que se deben cumplir tal cual, formando un universo sórdido surrealista en ocasiones y otras llenas de realidad.

La noche de la presentación Liza Di Georgina estuvo acompañada de un excelente saxofonista Fortunato Pérez Rodríguez, ambos nos otorgaron una noche de fusión de palabras y música que llenaron el espacio de susurros que atraparon a los asistentes, y que sin lugar a dudas, dejaron arraigado un pedazo de recuerdo en el trozo de tierra que pisaron, y envolvieron más allá del tiempo y del espacio.

Las obras de Liza nos dejan entrever sueños e imaginación que son el producto de su espíritu que busca sus propias verdades, convertidas en obras reales y realmente útiles para dejan correr la imaginación.

Liza Di Georgina nos ha deja ver que cada uno erige su propio camino, su propia leyenda, su propia historia, que los sueños se persiguen, se lucha por ellos. Su literatura no deja claro, y no solo para ella, sino es aplicable a todos aquellos que escriben debe evaluarse por su calidad y sus aportes y necesariamente no por el género de quienes la escriben.

Al final, cuando se deslizaba el día a un viaje al final de la noche y la grata compañía de la escritora y los asistentes a su presentación nos queda preguntarle a Liza:

¿A dónde diablos se va tu fantasma

en las noches de lluvia?…

Y tú ¿dónde estás cuando te busca un recuerdo? ***

* Nombre de la primera y más famosa novela del escritor francés Louis-Ferdinand Céline, escrita en 1932.

** ¿Viejo el mundo? Jaguares del disco “Cuando la Sangre Galopa”.

*** Liza Di Georgina. Noches de lluvia. 17 Años Sin Maquillaje.

Letal

Colaborador del

Corredor Cultural NarvArte

“Cultura, Arte y Diversión”

Imagen

Conoce a las personas que periódicamente contribuyen a la construcción del Rincón del Arte y Cultura