Girar alrededor de los libros por Edgar Khonde

Puerta-pasilloTe ha pasado que metes la llave a la chapa de la puerta de tu departamento, pero la llave no cede sino hasta la mitad de la cerradura. Luego de minutos te das por vencido. Entonces miras el número. No es tu número, tampoco es el quinto piso: estás en el tercero. Abre tu vecina, la hipotética vecina. No te suena familiar, y para ella eres el más desconocido de los desconocidos. Tú vistes pijama y por eso te cree cuando le dices que de ninguna manera eres un ladrón, los ladrones no van de pijama, y que solo te equivocaste de departamento y de piso. Un rayo le cruza la memoria y recuerda algo: te saludó hace dos semanas, cuando a medianoche salió a pasear a su perro, pero, tú entraste al edificio de junto. Tú lo recuerdas, claro, odiaste a su perro desde la primera, y única, vez que lo viste. Lo odiaste porque te recordaba al perro de una ex novia, mejor dicho, lo odiaste porque ella te recordó a una ex novia cuando te la encontraste de frente e imaginaste que la habrías besado de ser ella, tu ex novia. Le dices que, claro, que lo recuerdas, que te cayó bien su perro. Sonríes. Entonces ella te pregunta que si estás bien. Tú respondes que por qué pregunta eso. Y ella aguantándose la risa, no tiene más que decir que te equivocaste de departamento, de piso y de edificio. Tú no dejas la sonrisa idiota. Claro, a esas alturas piensas que también te equivocaste de vida.

 Pero la historia era otra.

Libros y libros Hace un par de meses, Sebastián, me encargó tres cajas de libros, ante su inminente mudanza. Desde ese tiempo para acá, he leído fragmentos de ellos, no he llegado al final de ninguno. Sebastián, está de más decirlo, es un bibliófilo con tintes de alcohólico. Consume libros como si se tratara de acabar con la cantina más grande de la Escandón. Hace un par de días, Sebastián, mandó a una amiga suya, para recoger las cajas. Cuando le ayudé a bajarlas, sentí como si me arrancaran pedazos de memoria. Me había encariñado con ellos. Yo no gozo de una eterna biblioteca, regularmente de vez en vez la renuevo, y regalo los libros que he leído, pero obviamente no podía hacer lo mismo con los libros de Sebastián; además, como lo dije antes, no había llegado al final de ninguno. La técnica que había implementado fue la siguiente: abría una caja sin mirar su interior, y al azar cogía uno. Leía tres, diez páginas también al azar y lo cambiaba de caja. A veces tenía la fortuna de encontrarme con un libro anterior, pero dada la lotería, no continuaba su lectura en la página donde me había quedado. De alguna forma estaba construyendo una novela. Una novela a la usanza de la escritura automática. Tal vez ustedes lo sepan mejor que yo, cuando dejas una lectura inconclusa, tu vida se retaza en incompletudes. Como un vestido que esta cosido con pedazos de distintas telas y colores, y que puede resultar gracioso, pero siempre siempre, será un hecho fallido. Porque la lectura, la literatura, se parece a eso: un revestimiento de la memoria.

libro-magico Yo no sé qué va a pasar ahora conmigo, que me he quedado suelto como hoja suelta en la enciclopedia de los lectores que no acabaron la novela. Soy una especie de Bartleby. Un drogadicto al que se le ha acabado la coca y no tiene manera de conseguir más. Puedo ir a una biblioteca, a una librería, comprar libros, pedir prestados, hasta poder reunir un contexto similar: cajas de libros para formar historias. Aunque hay algo que quizás no les debí de haber dicho al inicio de este texto. A lo mejor se lo imaginan. La cosa con los libros de Sebastián, el motivo de la seducción, es que esos más de trescientos libros eran robados. No todos al mismo tiempo, sino uno por uno. Les dije que Sebastián es un bibliófilo alcohólico. Un sibarita de la literatura. Como otros son sibaritas de la cocina, entre los que me cuento yo. Bueno, pues, esa es la cosa. El atractivo era que mi casa se había convertido de repente en la cueva de Alí Babá, y yo, y solo yo, tenía acceso a todos los tesoros del ladrón.

 Y a lo mejor por eso me he equivocado esta noche de departamento, de piso y de edificio. Porque ya no siento que mi casa sea mi casa.

 Edgar Khonde

twitter: @edgarkhonde

Conoce a las personas que periódicamente contribuyen a la construcción del Rincón del Arte y Cultura

 

Visita nuestra página Corredor Cultural NarvArte

 

Mándanos un mensaje:

Anuncios

SE PIDE JUSTICIA POR HIJA ATROPELLADA POR METROBUS por Sophia Adsum

Tristeza e indignación es lo se lee a través de las líneas de la página

MetroBusChoqueChange. Org, en la cuál  una madre llamada Luz del Carmen Vilchis Esquivel,  pide justicia para su hija Ti Kip Fernández Vilchis,  quien falleció el 9 de Enero del año en curso, atropellada por el metrobus.

 El accidente ocurrió en las línea de Insurgentes, a la altura de la calle de Encanto, a unos metros de la Estación Olivo.

 Tip Kip Fernández, quien iba a cumplir 32 años, se encontraba en camino a Ciudad Universitaria donde recogería su certificado para enviarlo junto con otros documentos a una Beca para estudiar un posgrado en Suecia.

 A partir de este hecho, su madre, ha tenido que lidiar con la incompetencia del gobierno,  han alterado el expendiente de su hija, declarando que se encontraba bajo  los efectos del alcohol, las huellas del frenado del Metrobus han sido cubiertas, y todo afirma que la empresa del Metrobus no quiere hacerse responsable.

 ¿Qué se puede hacer cuando las personas que están para protegerte no hacen nada?

 Luchar, y  pedir justicia, es lo que esta madre esta intentando hacer, es algo que a cualquier ciudadano le podría pasar, no  es la hija de un diputado o algún empresario que podría pagar una mordida al sistema judicial para tener una respuesta pronta y oportuna.

 Esto es  el México en el que actualmente vivimos, en el que los gobernadores y dirigentes que son los que tienen que dar respuestas al pueblo, son los primeros que se dan la vuleta, y  hacen oidos sordos a nuestras peticiones.

 El testimonio de la señora Vilchis Esquivel, es solo un caso más para el sistema corrupto en el que vivimos, que quieren empapelar porque no pueden hacerse responsables de una vida que se perdío.

 A pesar de haberse acercado a diferentes instituciones como a la Comisión de derechos humanos,  no avanza nada del caso, han negado la comparecencia del chofer  y  han logrado amenazar e intimidar a los testigos del accidente.

 La señora Luz del Carmen pide el apoyo de los ciudadanos a través de:

 https://www.change.org/p/justicia-para-mi-hija-muerta-atropellada-por-metrobuscdmx-pgr-mx-pgjdf-gobiernodf

 

Sophia Adsum

Conoce a las personas que periódicamente contribuyen a la construcción del Rincón del Arte y Cultura

 

Visita nuestra página Corredor Cultural NarvArte

 

Mándanos un mensaje:

Bullying o Acoso Escolar; Consecuencias Alarmantes por Carlos Dorado

Bullying_NiñasEn México 7 de cada 10 estudiantes sufren de Bullying o acoso escolar (CNDH); y uno de cada seis jóvenes se suicida (PGJ)Estas cifras me han alarmado ya que no se ve por ningún lado que disminuya, al contrario va en aumento de forma impresionante. De las cosas más alarmantes es que las autoridades educativas en los planteles escolares, en su mayoría no aceptan que este problema se da en su plantel; esto agudiza y potencializa el problema.

El acoso escolar tiene consecuencias a corto, mediano y largo plazo. Afecta en todos los niveles sociales.

Pongamos en la mesa algunos datos importantes:

bullying-en-colegios-250x200-México Ocupa el primer lugar internacional de acuerdo con estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar internacional en casos de bullying entre estudiantes de secundaria. Indicó que el número de casos de acoso o bullying en el país ha aumentado y afecta a 40% de los 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria, en instituciones educativas públicas y privadas.

bullying Cybernetico-En noviembre de 2012, un estudio de la compañía de seguridad informática McAfee indicó que el 47% de las jóvenes entre 12 y 16 años en México ha sufrido algún tipo de agresión a través de las diversas redes sociales. 2 de cada 3 jóvenes ha sido testigo de alguna agresión en línea, mientras que el 92.6% afirma que la red social más usada para realizar dichos ataques es Facebook; seguida de Twitter, con 23.8%.

-En el estado de Tlaxcala la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y el Consejo Estatal de Población (Coespo) Expusieron que de acuerdo con un estudio denominado “Hábitos de comportamiento estudiantil y fenómeno del bullying en Tlaxcala”, en promedio 4 de cada 10 alumnos de educación básica y bachillerato sufren o han sufrido acoso escolar. Descubrieron que existen de uno a dos agresores por cada aula y siete de cada 10 son varones los que proclaman insultos, ponen apodos, hacen difamaciones o amenazan, agreden e intimidan. Cinco de cada 100 agresores son alentados por compañeros. El estudio que realizaron es uno de los más completos que existen hasta hoy en México.

– Investigaciones del Instituto Politécnico Nacional y de la Universidad Nacional Autónoma de México detallan que de los 26 millones 12 mil 816 estudiantes de los niveles preescolar, primaria y secundaria, alrededor de 60 y 70 por ciento ha sufrido bullying

-Pero la cifra más escalofriante que encontré fue, que uno de cada seis jóvenes victimas de bullying se suicida, de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR).

-Durante el año pasado murieron más de cinco mil menores por causas relacionadas con el bullying, informo José María Martínez, secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado.

porta-bullying¿A partir de estos datos me pregunto si estas segura/o de que ningún familiar tuyo es víctima, agresor o ha sido testigo del acoso escolar? ¿Cuántos padres de familia no tienen ni idea de lo que pasan sus hijos en las escuelas? ¿Cómo puedes saber si en la escuela de tu hijo se han detectado casos de bullying? ¿Cuántas familias llenan de golpes a sus hijos que se transforman en acoso en los centros educativos? ¿Cuántas autoridades educativas se hacen de la vista gorda ante tal problemática? ¿Sabías que solo ser testigo del bullying tiene consecuencias? Desafortunadamente los padres de familia son los últimos en enterarse.

Seamos claros el acoso escolar siempre ha existido. Tan solo recordemos el acoso escolar del que fue víctima Benito Juárez, al entrar a estudiar la carrera de derecho. Tal vez lo viviste de una u otra forma.

Pero si siempre ha existido el bullying ¿por qué ahora esta tan fuerte? Las sociedades han cambiado, México se ha vuelto un país con mucha violencia. El problema del acoso escolar es multifactorial y tiene consecuencias para todos y todas de una u otra forma.

El Acoso escolar es  la reproducción del ambiente generalizado de violencia que la sociedad mexicana tolera e incluso aplaude: al agresor se le llega a dar el papel de líder.

ey-contra-acoso-escolarUna investigación realizada en el Distrito Federal por Nelia Tello Peón, académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), concluyó que las autoridades educativas, padres de familia, maestros y medios de comunicación culpan de este fenómeno exclusivamente a niños y adolescentes, cuando en realidad ellos no son los responsables, sino víctimas de una violencia habitual que ven en la familia, el entorno cercano a los colegios, en los barrios y en los medios.  Las cifras que arroja ésta investigación son muy interesantes. Solo por nombrar algunos: en los hogares donde se imponen reglas, solo el 56 por ciento de éstas se cumple, lo cual es “reflejo de lo mismo que sucede en el país. 13 por ciento de los estudiantes de secundaria ha tenido al menos una experiencia (extorsión y abuso) con la policía; 33.5 por ciento tiene un familiar en prisión, sea por una razón justa o injusta; a 18 por ciento no le gusta ir a la escuela y prefiere estar en casa cuando no están sus padres; 9 por ciento dijo que asiste al colegio sólo para salir de su hogar; entre 5 y 7 por ciento se siente excluido entre sus compañeros; 6 por ciento ha pensado dejar los estudios y 38 por ciento no confía en los maestros.

Ahora pasemos a dejar claro que el problema de acoso escolar afecta de distinta manera al agresor, la víctima y a los testigos.  También hay una importante diferencia entre tener una experiencia ocasional de violencia escolar o participar del bullying de forma aislada, a verse involucrado, tanto como víctima o agresor, en fenómenos prolongados y crueles de acoso sistemático.

Bullyin kinderAlgunas consecuencias para el agresor:

  • Bajo rendimiento académico, fracaso escolar y rechazo a la escuela
  • Muchas conductas antisociales y delictivas
  • Dificultades para el cumplimiento de normas
  • Relaciones sociales negativas
  • Extroversión
  • Autoconcepto negativo pero alta autoestima y nula autocrítica
  • Falta de empatía
  • Falta de sentimiento de culpabilidad
  • Crueldad e insensibilidad
  • Ira e impulsividad
  • Baja responsabilidad

Bullying niñas 2Algunas consecuencias para la víctima:

  • Bajo rendimiento académico y fracaso escolar
  • Ansiedad y depresión
  • Sentimiento de culpabilidad
  • Autoconcepto negativo, baja autoestima y autodesprecio
  • Terror y pánico
  • Tristeza y autolisis (Ideación de suicidio)
  • inseguridad, alteraciones de la conducta; introversión, timidez, aislamiento social y soledad
  • Baja popularidad
  • Baja apertura a las relaciones sociales
  • Muchas creencias irracionales
  • Baja satisfacción familiar
  • Baja responsabilidad, actividad y eficacia
  • Síndrome de estrés postraumático
  • Rechazo a la escuela
  • Ira
  • Manifestaciones neuróticas
  • Insomnio
  • En casos más extremos, suicidio.

Espectador BullyingConsecuencias para los espectadores:

  • Miedo
  • Sumisión
  • Perdida de empatía
  • Desensibilización de actos violentos
  • Insolidaridad
  • Interiorización de conductas antisociales y delictivas para conseguir deseos
  • Sentimiento de culpabilidad

Casi al inicio de éste articulo comentaba las secuelas en la vida adulta del fenómeno del Bullying o acoso escolar; En ese sentido, un estudio realizado por la Universidad Duke, coordinado por el doctor William Copeland y publicado a finales de febrero pasado en la revista Jama Psychiatry, reveló que los problemas sicológicos y secuelas producto del bullying pueden durar al menos hasta 20 años.

Diferentes estudios han demostrado que en la vida adulta se siguen padeciendo las consecuencias negativas de haber sufrido acoso escolar en la infancia. Además, se ha demostrado que a más tiempo de haber padecido bullying, más intensas y duraderas son las secuelas negativas que deja en el adolescente y en el adulto.

El abuso padecido en la infancia puede tener un impacto persistente en las víctimas, que se manifiesta a lo largo de los años, incluso al llegar a la vida adulta. En cuanto a las secuelas que aparecen, se debe distinguir entre:

  • Desajustes psicosociales: sentimientos de infelicidad, bajo nivel de confianza y autoestima, desajuste escolar, bajo rendimiento académico, desmotivación para escoger futuro profesional, etc.
  • Problemas psicológicos: síntomas psicosomáticos, trastorno de la ingesta, uso de sustancias tóxicas, ansiedad, depresión o ideación suicida.
  • Síntomas psicóticos: estudios han demostrado que los niños que han sufrido acoso escolar tienen más posibilidades de sufrir alucinaciones auditivas o visuales, delirios o ideación paranoide en la adolescencia. Se interpreta que el estrés crónico secundario al abuso escolar actúa sobre la predisposición genética a la esquizofrenia de un menor, pudiendo desarrollar esta enfermedad en la edad adulta.

También existen consecuencias que alcanzan la etapa adulta para los agresores, si estos mantienen una actitud de dominio con respecto a los demás, ya que tendrá menos posibilidades de desarrollar habilidades sociales adecuadas para establecer relaciones adaptativas de amistad o de pareja. En los casos más graves, estas conductas agresivas y autoritarias mantenidas a lo largo de los años, en diferentes ambientes, hacen más probable un perfil delictivo en la vida adulta.

Así mismo, los espectadores también sufren las consecuencias de haber vivido en un entorno regido por el abuso y el maltrato. Dichos espectadores, en la vida adulta,  pueden mostrar tendencia a la insensibilización ante el sufrimiento de la víctima o generar la creencia de que la violencia es inevitable, con la implicación emocional que ello implicaría en sus relaciones interpersonales.

Bullying Cybernetico2Creo que ya tenemos muy claro que el problema de acoso escolar o bullying no es para nada un asunto menor. Como lo dije antes es un fenómeno multifactorial y se debe de abordar desde diferentes ángulos. Ya hay una iniciativa federal en el congreso, que hasta el día de hoy no termina de aprobarse “La Ley Antibullying”. En este sentido, sólo los estados de Nayarit, Puebla, Tamaulipas, Veracruz y el Distrito Federal cuentan con una ley específica para prevenir el acoso escolar. No caigamos en el error de creer que de aprobarse a nivel federal la dicha ley, se resuelve el problema. ¿Acaso bajaron los secuestros cuando subieron los años de condena por éste delito?

No seas indiferente ante el BullyingEmpecemos por reconocer el tamaño del problema. ¡Aceptarlo! Abramos los ojos. Tan solo hace unos meses en la Fundación que tengo el honor de presidir, diseñamos un proyecto integral: “Contra el Bullying Cultura de Paz y No Violencia” en él, contemplamos capacitaciones a los alumnos, maestros y padres de familia, así como el acompañamiento profesional a la víctima, agresor y testigos entre otras cosas. Dicho programa fue diseñado por psicólogas sociales y clínicas, sociólogos y trabajadoras sociales. Intentamos llevarlo a cabo en una primera etapa en escuelas particulares pero ninguna autoridad educativa, considero que su institución lo necesitara. Incluso en una escuela donde teníamos previamente información de primera mano de problemas de bullying. La directora nos dijo que tenía más de 20 años de experiencia en la docencia y que en su escuela ya había tomado cartas en el asunto, que contaban con un sistema de cámaras de vigilancia mismas que nos enseñó; pero aun con su sistema de vigilancia y su experiencia sucedía.

Las distintas ocasiones que llegaba a tocar el tema entre amigos, compañeros de trabajo o familiares, al principio casi todos negaban haber sido víctimas de bullying; pero conforme platicaba experiencias propias y ajenas, los demás empezaban poco a poco a reconocer haberlo visto o vivido. Contando sus propias experiencias.

DECESOReflexionemos sobre nuestra responsabilidad, para que baje los niveles de violencia en las escuelas. Que el acoso escolar logre ser radicado. Pensemos en la sociedad que estamos formando y de la cual somos, nos guste o no cómplices. Todas y todos podemos hacer algo para que los datos estadísticos no sigan subiendo. ¿Sabes si en la escuela de tus hijos, sobrinos, hermanos tienen algún tipo de protocolo o programa contra el bullying? ¿Capacitación en el tema? ¿Tu estas capacitada/o para enfrentar esta problemática en tu hogar? Si fuiste víctima en algún momento de acoso escolar es importante identificar qué problemas padeces actualmente. ¿Qué nivel de gravedad, y qué interferencia tienen en tu vida diaria?… Y tal vez ni cuenta te has dado.

Si te interesa una conferencia sin costo en alguna institución educativa para padres de familia, profesores o alumnos ponte en contacto con la “Fundación Multidisciplinaria Espacio Abierto Sin Fronteras A.C.” (www.galeon.com/fundacionespacio) al número celular 55 8538 7072 puede ser vía Whattsap o Line, correo electrónico: fundacionsinfronteras@gmail.com; también para integrar alguna escuela al programa “Contra el Bullying: Cultura de Paz y No Violencia” Luchemos por un ambiente libre de violencia para la niñez, adolescentes y las y los jóvenes.

Carlos Dorado

Twitter: @Carlosdorados

Facebook: https://www.facebook.com/dorado.carlos

 

Conoce a las personas que periódicamente contribuyen a la construcción del Rincón del Arte y Cultura

 

Visita nuestra página Corredor Cultural NarvArte

 

Mándanos un mensaje: